Cambiemos: cuando los “errores” sólo favorecen a los capitalistas

macri-fuego

El Presidente Macri en conferencia de prensa tuvo que reconocer la magnitud del escándalo del Correo Argentino. Notablemente incómodo, con su característica forma de no decir nada cuando habla, tuvo que reconocer el malestar que generó la auto-condonación de la deuda del Correo Argentino y la baja de las jubilaciones.

Ambas medidas, dijo, vuelen para atrás. Pero ya sabemos cómo funciona este gobierno. Con el tarifazo del año pasado también hablaron de errores y luego el tarifazo se ejecutó igual, y sigue este año. No son errores, es una política que busca hacer pasar las medidas a puro prueba y error. Si miden que el ánimo se va caldeando vuelven a medias para atrás es intentan por otros medios.

Está circulando el video de Esteban Bulrrich, Ministro de Educación, explicando su táctica de múltiples ataques simultáneos, para vencer la resistencia a las medidas antipopulares que van tomando. Algo que venimos denunciando sistemáticamente. Este gobierno está plagado de casos donde los beneficiarios toman medidas que los benefician. Es el caso de Aranguren de la Shell, de Prat Guy del JP Morgan, de Macri y el grupo SOGMA, de la obra pública y Calcaterra (primo de Macri).

Este nuevo caso de corrupción está hilado con los Panamá Papers y el caso Arribas. Es imposible que un sector del empresariado Argentino (o de cualquier país) no esté implicado en la corrupción. La corrupción es parte estructural del estado capitalista. Cuando se trata de negocios y tasa de ganancia, los burgueses hacen lo que sea para asegurarla, desde cierres truchos y vaciamiento como el caso de AGR-Clarín hasta coimas como en la obra pública, pasando por otras modalidades como Monsanto que contrata sicarios y patotas para asesinar campesinos.

A las patronales las mueve un solo objetivo, conseguir ganancias a costa de nuestro trabajo. Por eso, han votado la modificación de la ley de ART, por eso impulsan una nueva flexibilización laboral a fuerza de despidos en todos los sectores.

El rol de la burocracia sindical

En este contexto, grave para la clase obrera y el pueblo trabajador, los sindicalistas están haciendo todo lo necesario para que el gobierno pueda avanzar. Dejan hacer, evitan las medidas de fuerza y se lamentan del supuesto incumplimiento de los acuerdos por parte de las patronales y el gobierno.

En nuestra sociedad lo único que realmente se siente es la relación de fuerzas. Los patrones y los gobiernos sólo entienden el lenguaje de la lucha. Es así que surgieron las conquistas del período Kirchnerista, como resultado de una relación de fuerzas que se sintetizó en el Argentinazo de 2001-2. A diferencia de todos los que han defendido el gobierno anterior, que creen que esas conquistas surgieron de la genialidad del matrimonio Kirchner, nosotros decimos que se vieron forzados por la existencia de una relación de fuerzas más favorable a la clase, luego de que el movimiento de masas dijo basta de ajuste y miseria, que se vayan todos, volteando a 5 presidentes en dos semanas.

Es por eso, que la burocracia sindical está jugando a favor del gobierno, porque está intentando que se consolide una relación de fuerzas más favorable para las patronales mediante la inacción. Debemos oponer a esta política criminal, el debate abierto en los lugares de trabajo sobre la necesidad de un paro nacional y un plan de lucha para mostrar que no sólo no estamos derrotados, sino que tenemos fuerzas de sobra para parar el ajuste.

Marzo y la lucha del movimiento de trabajadoras y trabajadores

El verano fue de alta temperatura. La lucha de AGR-Clarín marcó el tempo del conflicto y mostró dos realidades concretas. Los patrones quieren avanzar, los trabajadores tenemos fuerza para resistir.

El 6, 7 y 8 de marzo van a converger el no inicio de clases, la movilización de la CGT y el paro internacional de mujeres. Debemos preparar al conjunto de los trabajadores para ser parte de estas acciones, impulsando asambleas y reuniones, allí donde se pueda, exigiendo a la burocracia que rompa la tregua y le de a estos días el carácter de un verdadero paro nacional contra el ajuste. Sabemos que falta mucho para marzo y que las luchas en curso necesitan una medida de fuerza nacional hoy mismo. Lo venimos impulsando en todos los lugares y encontramos gran simpatía ante estos planteos. Debemos transformar esa simpatía, y la bronca hacia el gobierno, en necesidad de movilización, esa es la tarea de estos días, desarrollar una fuerte campaña militante por el paro nacional.

Resistir y luchar… ¿hacia dónde?

Los trabajadores tenemos que debatir seriamente lo que está pasando. La trampa electoral de elección entre uno u otro verdugo ha sido clarificadora en el 2015. El ballotage entre Macri y Scioli nos muestra a las claras que elegir entre uno y otro ajustador no nos cambia gran cosa. Ahí está el peronismo haciéndole el caldo gordo al macrismo, votándole las leyes de ajuste y los gobernadores del FpV aplicándolo en las provincias, lo mismo hace el Massismo.

Es por esto, que la resistencia y la lucha debe ser en la perspectiva de acumular fuerzas para desarrollar una alternativa a la alternancia entre radicales y peronistas, necesitamos desarrollar la perspectiva de un gobierno de los trabajadores para los trabajadores. Esa es la tarea central, convencernos de que podemos ser gobierno con un programa que cambie de raíz esta sociedad.

PRC, 19 de febrero 2017.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s