Triunfo de nuestra clase: Cae la reforma previsional en Brasil

En el marco de un año de feroces ataques de la burguesía brasileña contra las y los trabajadores, la cual incluyó varias leyes de ajuste, finalmente una de las grandes reformas planeadas por el gobierno golpista de Temer naufragó en el Congreso, como producto de la lucha de la clase trabajadora brasileña.
multimedia.grande.8a76144b0ada81c1.74656d65725f6772616e64652e6a7067
Reformas del ajuste en Brasil
El gobierno de Temer llevó adelante en el trascurso del año varias iniciativas para favorecer a su base de apoyo burguesa y reaccionaria: las avanzadas centrales fueron la reforma laboral y la previsional. Pero también incluyó otras, como la prohibición del aborto en casos de violación (a fin de congraciarse con la creciente bancada evangélica), o la ley para dar impunidad a bancos y banqueros involucrados en casos de corrupción (el mismo Temer enfrenta varias causas) al sacar esos casos de la justicia ordinaria y llevarlos al Banco Central, donde justamente los banqueros son miembros.
La reforma laboral, pese a una serie de huelgas que incluyó un paro general el 28 de abril y tener un rechazo del 67% de la población según las encuestas, finalmente se aprobó en el Congreso. Pero, a partir de allí, siguió la lucha haciendo que su aplicación se retrasase varios meses hasta noviembre.
Y todo esto pese a que las centrales sindicales nunca llevaron un plan coherente de lucha unificado y coordinado, sino que hubo huelgas y movilizaciones dispersas, aunque masivas.
La ley laboral permite negociar por empresa peores condiciones que las que establece el convenio colectivo en cuanto a la duración de la jornada laboral, las vacaciones, salubridad, además de permitir a la burguesía agraria pagar en forma no monetaria los salarios.
Y, en paralelo, se incluía una nueva normativa que legalizaba parte del trabajo esclavo al cambiar la
definición del mismo y reducirlo a que haya claras restricciones a la libertad de las personas, lo que apuntaba a favorecer a la burguesía agraria, una de las principales empleadoras en negro (tal como ocurre en Argentina), aunque luego la justicia la declaró inconstitucional.
A fines de noviembre se intentó aprobar la reforma previsional. Pero, finalmente, la movilización y lucha de nuestra clase, aún con las limitaciones que le imponen las burocracias sindicales -incluido el constante retraso de un llamado a huelga general-, ha impedido que el gobierno lograse los votos suficientes en el Congreso, debiendo retirar la reforma.
Podemos derrotar el plan de la burguesía
Esto ha encendido las alarmas de la burguesía, que conoce y teme el poder de la clase obrera cuando esta entra en movimiento y se decide a la lucha.
La coincidencia de procesos entre Brasil y Argentina, en cuanto a medidas de la burguesía y los modos de resistencia obrera, reafirman el carácter internacional de la lucha de clases, donde la derrota o el triunfo de la lucha en una parte del mundo, como en el caso de Brasil, favorece las condiciones para dar todas las demás luchas en el resto de los países, como las que venimos dando en Argentina.
Aquí, ya el jueves pasado le dijimos al gobierno de Cambiemos un no rotundo al saqueo a jubilados y a los sectores más pobres de la sociedad. Es fundamental movilizar con todo esta semana contra las reformas previsionales y laborales -que son ajuste liso y llano- de la burguesía argentina y su Estado.
PRC, 17/12/2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s