Estrategia: Capitalismo y patriarcado

 

Ambos sistemas, capitalismo y patriarcado, no oprimen por separado a mujeres y disidencias sexuales; no se suman, sino que se hayan imbricados de modo tal que constituyen un único orden social de sometimiento, pese a su diferente génesis histórica.

aborto legal3.jpeg

Interseccionalidad

Las mujeres no sólo somos oprimidas al ocupar una posición subalterna en el ordenamiento jerárquico entre los géneros (lo que se ve en la cultura, los sindicatos, el “hogar”), sino que además somos explotadas de modo diferenciado, al acceder a trabajos peor remunerados, con menos prestigio o asociados al cuidado o atención.

Además, los capitalistas se benefician de la desigual distribución del trabajo entre los géneros en los hogares, ya que, si el salario cubre lo necesario para la reproducción de la fuerza de trabajo, la parte de esa reproducción que se haga gratis por “amor” en el hogar se la ahorran.

Capitalismo patriarcal

Por esto, debe considerarse que el patriarcado hoy en día es parte de la estructura interna del capitalismo.

Si bien el patriarcado como subordinación del género femenino al masculino es previo al capitalismo, la aparición de éste último fue lo que propició la “romantización” de las mujeres como madres y amas de casas recluidas en el hogar.

Mientras en la época feudal la familia campesina trabajaba toda fuera del hogar con la tierra, en el orden burgués las mujeres vamos a ser definidas como no trabajadoras, en tanto los hombres van a trabajar en forma asalariada.

La división sexual del trabajo en el sistema capitalista es así una parte esencial del mismo, conformando las relaciones de explotación de clase y de géneros la forma histórica actual de las relaciones de producción.

Comunismo

Para acabar con el capitalismo y con el orden social de los géneros, es necesaria una política feminista marxista revolucionaria concreta, que posibilite una revolución socialista para construir el comunismo.

No bastará con la socialización de los medios de producción para acabar con la opresión de género, sino que, para lograr el comunismo en tanto sociedad de personas libres de explotación y opresiones, será necesaria la abolición de los géneros.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s